Seguidores

jueves, 25 de octubre de 2012

ESTE JUEVES UN RELATO: Colores



Hay un dicho que sostiene “todo es según el color del cristal con que se mira”.
Sucede que hay veces -tal vez muchas- que se “elige” el color del cristal con que se va a usar, o para decirlo de otra manera, nuestra versión de las cosas que vamos a decir -según convenga- puede cambiar de color.
En la vida personal de cada uno, esos “colores” se pueden modificar, cambian de intensidad, empalidecen algunas veces, otras toman una fuerza inusitada según convenga, pero así como son -inestables- no ofrecen ningún tipo de certeza y nuestras convicciones, que debieran ser las correctas, cambian y no reflejan la “verdad” de nuestras verdades.
Así, sin quererlo -o queriendo- se distorsiona nuestra forma de pensar o nuestro criterio para opinar sobre tal o cual tema y no se le da la seriedad que debiera tener.
Llega entonces el momento de acomodar nuestra opinión apartándonos de lo real y se puede llegar a lo peor -que es la mentira- ocultando una verdad que puede perjudicarnos y entonces llegamos al otro error, que es callarnos cuando debiéramos hablar y ser sinceros -como corresponde ser, y no lo somos-
La verdad nos dice que si las cosas deben ser blancas o negras, elegir el gris a sabiendas, es una falsedad.
Nuestra conducta debe ser siempre sincera y terminante, a diferencia del uso de los colores, que mezclados unos con otros, tienen muchos tipos de usos según lo que se quiere pintar, pero nuestra verdad, nuestro proceder tiene que ser puro, sin mezclar, para que seamos como debemos ser, sin medias tintas.
La verdad no tiene colores. 

más relatos coloridos, en el Daily Planet´s

46 comentarios:

  1. Esteeemmm ... no sé si estoy muy de acuerdo. En realidad si y no. La verdad absoluta para mi no es la misma que para otro, hay factores, circunstancias, experiencias, creencias ... que hacen que la verdad tenga ciertos grises, no siempre es blanco o negro. También es cierto que hay verdades que por mas que uno quiera disfrazar o mirar con cristales de colores ... no hay forma, sigue siendo invariable.
    Ay que lío! me enredé en mi propio argumento. En todo caso tu texto me hizo reflexionar y me dejaste pensando.
    Un abrazo, estoy medio complicada de tiempo pero siempre es un gusto pasar por aqui.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es que respetemos la opinión ajena, después cada cual es dueño de ver la vida del color que prefiera.
      Saludos, Eduardo, desde el perfil de mi hija.

      Eliminar
  2. ignoro cuál será ese click que nos permite ver en color, o en variantes de grises, cuando tantas veces se trata de la misma situación, vivencia. Qué determina los brillos, o la opacidad.
    Me encantan tus letras, Eduardo.
    Creo que hablas de algo mucho más profundo. De la decisión individual. La vida es cambio permanente, y en el laberinto y sus avatares, salimos ilesos y maduros, o quizás vencidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas decisiones individuales son las que nos van determinando el camino, e incluyen las consecuencias.
      Saludos, Eduardo, desde el perfil de mi hija.

      Eliminar
  3. Tal vez esa frase quiera decir que algunas verdades cambian segun el punto de vista. Pasá en la fisica, desde un vehiculo en movimiento, para su ocupante alguien parado está en movimiento. A veces, no es blanco y negro, hay grises.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo.
      Saludos, Eduardo, desde el perfil de mi hija.

      Eliminar
  4. También existen los matices y en una paleta de colores depende de nuestro gusto y de nuestras manos el conseguir un determinado grado en el tono que buscamos. En la vida los matices dependen de nuestro sentido común, de nuestros valores, de nuestros sentimientos. En definitiva de nuestro manera de mirar la vida-

    Un texto que nos invita a reflexionar siempre es un buen texto aunque no coincidamos con su contenido.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos todo el derecho de elegir todos los matices que nos acompañarán toda la vida.Pero hay algo que debe ser invariable, nuestra conducta y nuestra forma correcta de vivir.
      Saludos, Eduardo, desde el perfil de mi hija.

      Eliminar
  5. Sucede, se distorsiona la forma de pensar, dudamos, acertamos, cambiamos de color y de humor, lo de las verdades, pues...lo que se dice verdaderas??? cada cual, nada es de piedra picada. Apartarnos de lo real no está mal, relativo o irreal.Uf, tampoco creo en las cosas blancas o negras, ¿y los matices y los grises?
    Podemos discrepar, amigo, pero en eso consiste la sinceridad y el respeto mútuo. Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradecen tanto la sinceridad como el respeto.
      Saludos, Eduardo, desde el perfil de mi hija.

      Eliminar
  6. Tal cual. Sucede que del color que estas hablando para mi es el transparente! Y ser transparente... Bueno se puede ver de mil formas pero se entiende de una sola creo. Un beso y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo.
      Saludos, Eduardo, desde el perfil de mi hija.

      Eliminar
  7. Bueno, esta reflexión está muy bien; aunque hay veces que quizás te ves abocada a distorsionar un poco la realidad para evitar males mayores. No debería ser así; pero, a veces pasa, somos humanos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos todo el derecho de distorsionar o no la realidad.Ser dueños de nuestra verdad no nos obliga a dejar de ser humanos.
      Saludos, Eduardo, desde el perfil de mi hija.

      Eliminar
  8. Eduardo como siempre un texto que nos invita a reflexionar. Por aquí desde pequeña siempre escuche que llegó un hombre vendiendo colores y al final del día no le quedaba ninguno, porque todos los vendió.
    Las personas somos bien distintas, cada una un color, pero para mi lo importarte es actuar de forma honesta y limpia, transparente, primero con uno mismo, luego con los demás. La verdad y la mentira tiene las patitas muy cortas y siempre se las agarra.
    Matices Eduardo la vida creo que está llena de matices.
    Un abrazo, siempre un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno con su color y sus matices. De acuerdo.El nuestro,el propio, es el que nos acompañara siempre. La elección es personal. Lo decide nuestro corazón y con él se vive.
      Saludos, Eduardo, desde el perfil de mi hija.

      Eliminar
  9. Yo, también creí en algún momento que la verdad tenia un color y no matices. Después fui viendo que algunas verdades eran contrapuestas, y eso me empezó hacer dudar. Hoy ya no tengo certezas, sino varias miradas a la realidad...

    Un abrazo Eduardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener la valentía de razonar con toda franqueza.La verdad no es una sola y cada cual sabe la suya.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  10. No todo es blanco o negro, ni todos somos malos o buenos, creo que los matices y los grises son importantes...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos el derecho de elegir tal o cual color. Hay que tratar de no equivocarnos.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  11. Y es muy difícil ver las cosas sin elegir un color para tamizarlas, sea por nuestros prejuicios o por nuestra incapacidad. O porque no queremos comprometernos.
    Tomo nota de expresar mis blancos, mis negros o mis grises (que los hay, pero siempre con matices de oscuro o claro) y ser y no consecuentar.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no queremos comprometernos, no hablemos. Y si lo hacemos, hagámoslo con total sinceridad.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  12. Me gusta ese final donde dices que nuestro proceder tiene que ser puro sin mezclar, y en eso estoy totalmente de acuerdo, debemos de mostrarnos tal cual somos, sin tratar de disimular defectos. Lo cual no quita que me guste ver el mundo con muchos colores alegres, pero a veces la tristeza nos deja la vida llena de tonalidades grises, pero debemos disipar esa niebla y volver a ver el mundo en color. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  13. la verdad mezcla todos los colores y entonces, es blanca.

    saludos, Eduardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como la sumatoria de los haces de luz.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  14. Pues yo creo que la verdad es como un arcoiris, como lo que vemos a traves de un caleidoscopio. Las verdades no son absolutas. Muy buen relato para reflexionar. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra verdad, acertada o no, es nuestra, y sostenerla siempre no es ningún delito.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  15. Pienso que el sentido de tu entrada es que en cada momento debemos ser consecuentes con nuestro pensamiento, con nuestra visión de las cosas. En ese sentido, la verdad para nosotros en un momento determinado no tiene nada más que un camino. Si luego evolucionamos y cambiamos, tal vez pensemos de otra manera y eso de nuevo nos volverá a exigir coherencia con esa nueva manera de ver la realidad. Sinceridad y honestidad en cada momento. Esa es la interpretación que doy a tu entrada de hoy, Eduardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. La verdad no tiene más que un camino.Si se aparta de ese camino deja de ser verdad.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  16. Sí, así debería ser, pero me temo que no es. No pocas veces nos dicen que no hay una verdad absoluta, sino toda una paleta de verdades. Como los colores. Y cada uno elige el color que más le gusta para su verdad.

    Saludos y buen sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y todos tenemos el derecho de elegir el color quemás nos guste.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  17. Pienso que la verdad no tiene un solo color, está llena de matices como la vida misma. Otra cosa es la necesidad de ir siempre de frente y de forma honrada, creo que ahí no hay color.
    Siempre nos haces reflexionar Eduardo y eso está muy bien.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que intenté contar.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  18. Yo creo que la verdad es neutra, que algunos la pinten segun el cristal con que la ven no sirve de nada, porque siempre se despinta.
    Muy buena entrada que invita a la reflexión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener nuestra verdad y defenderla es un logro y una satisfacción.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  19. Uuuufff !!!
    Mira que debo confesar que cada vez que leo cada uno de sus escritos me parece que la vida me esta hablando y me esta enseñando algo que... escuche decir por ahí pero aun no entendía y que al leer estos hermosos escritos me dan de golpe un gran aprendizaje... muy cierto lo que dices y de verdad MUCHAS GRACIAS...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por hacérmelo saber. Trataré de "seguir hablando"
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  20. Que dilema Eduardo... ¿sólo blancos y negros? Siempre he imaginado decir "Te amo" en Techicolor y juraría que querría ser sincero.
    Me cuesta pensar que siempre haya visto a Mónica en esos dos tan determinates colores, ella que es todos juntos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me refería a eso, pero se ve que no he sido demasiado claro.
      Igualmente, gracias por comentar.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  21. "Siendo totalmente sincero, soy un mentiroso compulsivo".
    Esta frase puede resumir una realidad aplastante: la verdad es difícil de encontrar (si en esta ocasión dice la verdad entonces es un mentiroso compulsivo, pero entonces si es un mentiroso compulsivo ¿cómo podemos estar seguros que la frese es verdad?).
    La mayoría de las personas usan el engaño (puntualmente o de forma sistemática) para sacar un beneficio o librarse de un castigo, desde el niño pequeño que le miente a sus padres, a los políticos o gobernantes de las naciones.
    Si nosotros intentamos actuar con verdades (pensando, hablando u obrando) pero la información que tenemos de base es mentira y nosotros no discernimos su falsedad tomándola incluso por cierta; ¿pueden ser nuestros actos verdaderos aún queriendo que lo sean?.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada quien deberá actuar según su verdad, en forma coherente. Es un derecho y un deber.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  22. Resulta que los judios nunca mezclan tejidos, es decir nunca mezclan el algodón con el poliester por poner un ejemplo, porque ellos creen que ahí es donde está la pureza. Creo que ellos piensan que tienen la verdad absoluta con respecto a esto de las mezclas. En cambio podemos entrar en cualquier tienda y ver prendas con mezclas de tejidos, también para la mayoria es pensar que este tipo de mezclas son también verdaderas porque se apoya en la mayoria. La verdad es relativa. Es mi opinión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la opinión de la mayoría está equivocada, pero todos tenemos el derecho de defenderla.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar
  23. Tus palabras expresan un ideal, como tal impecable, inmaculado.
    En los giros de la vida, tal vez algunos colores se cuelan y mezclan, con los más definitivos, primarios y puros.

    Pero es tarea de cada uno, encontrar su certeza o la parte de verdad que le corresponde a medida que intentamos madurar y crecer.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que saber distinguir nuestros propios colores, defenderlos y no dejar que nos impongan un uniforme.
      Cada quien es dueño de elegir el camino que cree correcto.
      Saludos.
      Eduardo, desde el perfil de mi hija

      Eliminar