Seguidores

miércoles, 25 de junio de 2014

ESTE JUEVES, UN RELATO: ESCENAS DE PLAYA



Tengo una historia para contar. Se me ocurre que puede suceder en una playa, no importa cual.

Sólo necesito pedirle al mar un poco del agua que por momentos llega a la orilla donde está la arena esperándola.

Ya tengo dos cosas importantes, agua y arena, son los materiales que necesito, sólo me falta que la criatura que voy a crear y que está en mi mente, tome vida, como mi fantasía lo quiere.

El resultado de mi obra es perfecto. Tiene todo, no le falta nada. Su figura, su porte, todo, lo mejor de lo mejor, está reunido en una sola cosa: su cuerpo perfecto.

Sólo falta darle vida y comienzan los problemas ¿cómo quiero que sea? ¿Suave, amable, cariñosa, sencilla? …y la búsqueda sigue. Pienso que por olvido algo puede faltar .

Hay momentos en que creo que está completa pero aún así, tengo dudas. No sé qué, pero le falta algo.

Y la duda sigue ¿qué me olvido de agregarle? -me pregunto- y sigo pensando y pensando.

Hay momentos en que quiero suspender todo, porque estoy seguro que algo falta y no sé qué. De pronto me doy cuenta del error que cometí. Había elegido lo mejor de todas las cualidades para que fuera perfecta y me olvidaba de lo principal.

Ahora lo sé, de golpe me di cuenta que no le había puesto corazón, y cuando lo comprendí, aquello que tanto soñé, era una figura sin vida, fría, que nada decía.

Después recuerdo -ya más tranquilo- dónde estaba el remedio y en la forma más sencilla, suavemente emití un soplido leve, como un suspiro, y noté que cobraba vida. Sonreía y me parecía que me decía -¡aquí estoy, esperándote!-

Desde entonces, no busco más, ya no hace falta. La siento junto a mí y no necesito decirle que me acompañe.

Soy yo quien ahora el dice las mismas palabras ¡aquí estoy! Y le agrego ¡te busqué tanto!
Ahora somos dos.


Más relatos de playa, en lo de San

27 comentarios:

  1. Que casualidad. Yo pensaba escribir algo parecido. Pero la inspiración se me cortó, no pudiendo desarrollar la idea.
    Que bien escrito.

    ResponderEliminar
  2. Pues que dure mucho la suma de factores. Besos.

    ResponderEliminar
  3. La mujer perfecta porque es tu complemento, es muy bonito tu relato.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Que precioso relato. Sin duda alguna el mar concedió tu deseo, y creaste la mujer tus sueños. Un impactante final.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras.
      Saludos, Eduardo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tus palabras.
      Saludos, Eduardo.

      Eliminar
  5. En lugar de con barro la has creado de arena de playa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La pareja perfecta, el complemento a una vida, preciosa alegoria Eduardo.
    Gracias por acudir a mi cita, siempre es un honor.
    Un abrazo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El honor ha sido mío. Muchas gracias por tus palabras. Te retribuyo el abrazo.
      Eduardo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Seguiré buscando y espero seguir encontrando.
      Saludos, Eduardo.

      Eliminar
  8. Tu media naranjo, el complemento ideal.
    Muy bonito tu relato
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que haya sido de tu gusto.
      Saludos, Eduardo.

      Eliminar
  9. Muy buen enfoque para esta escena de playa. La de quimeras que se pueden crear con sólo agua, arena y emoción.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La emoción siempre es el ingrediente esencial.
      Saludos, Eduardo.

      Eliminar
  10. Efectivamente podría haber sucedido en un playa... la de la Vida.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es posible, lo que importa es que estemos atentos cuando suceda.
      Saludos, Eduardo.

      Eliminar
  11. Preciosa historia Eduardo. El encuentro con el amor puede suceder en cualquier lugar del mundo así que, ¿porqué no en una playa?. Creaste la mujer perfecta pero sin corazón no hay perfección posible.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Jugar a constructor de vida es un oficio arriesgado peor lleno de posibilidades. Muy bello. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Buenos materiales de partida y una idea más o menos clara. Con tesón y grandes dosis de valor, se puede dar vida a criatura literarias inimaginables hasta para su propio autor.
    Interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar