Seguidores

jueves, 14 de agosto de 2014

ESTE JUEVES UN RELATO: VIRUS


Hace ya mucho tiempo que se sabe que existe en este mundo en que vivimos, una enorme lista de males que hay hecho tanto daño que enumerarlos sería tarea harto difícil.

Tienen un nombre; se lo conoce como una especie de “virus”. Su poder dañino es enorme; nadie puede decir –ni siquiera imaginarse- que cada uno de nosotros puede escaparse de esa lacra que tanto daño causa.

Se ha tratado por medio de todas las formas conocidas, pero por mucho empeño que se ha puesto, no se ha logrado erradicar; los remedios que se suponían iban a tener éxito en esa empresa, dejaron de ser una esperanza más y su destino final fue todo un fracaso.

Cuesta reconocerlo, pero es así.

La humanidad siente y comprende haber perdido las fuerzas necesarias para hacerle frente y combatirlo pero lamentablemente, pudo comprobarse que no se logró vencerlo y ese terrible mal fue adueñándose de a poco de todo lo bueno que había y su reinado actual está lleno de lágrimas y lamentos, que lejos de terminarse, cada vez aumentan su poder.

Está en nosotros comenzar desde ya a prepararnos para la enorme tarea que nos espera; es un comienzo, hay que conseguir llegar al final de la pelea.

De esa manera, aunque nos lleve mucho tiempo, palabras como envidia, odio, celos, maldad, y tantas otras, debemos conseguir que desaparezcan para siempre. Va a costar mucho, pero tenemos que empezar.

Ahora.


Más relatos en lo de María José

21 comentarios:

  1. siempre han habido enfermedades amenazantes que el ser humano logra dominar y luego vienen otras....y otras..... Es que somos vulnerables. El gran problema son los intereses que se crean en torno a ellos, lo cual hace mas difícil la tarea. Aún así soy de los que piensan que la humanidad está mejorando amiga Neo.... Buena tu reflexión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelvo a reiterarte, amigo Lao, que este es el blog de mi papá, Eduardo, y es él quien escribe.
      =)

      Eliminar
  2. Hay quienes no se dan por vencidos y hacen algo para contrarrestar a esa clase de virus.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego estos virus di que son difíciles de erradicar, porque la misma humanidad no desea acabar con ellos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Este virus invade a la humanidad, destruye sin hacer ruido y en ningún lugar del planeta se ha descubierto un antídoto.
    Es hora de ponerse en marcha, si.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Cuanta razón tienes querido Eduardo, esos males que enumeras, y otros muchos como el orgullo, el odio y el racismo, están desangrando al mundo desde tiempos inmemoriales, pero nunca parece encontrarse remedio que cure tanta infamia y estupidez humana. (Perdón, pero he leído tu estupendo escrito justo después de terminar de ver "12 años de esclavitud" y no veas cuanto me ha hecho evocar la maldad que parece mover el mundo)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Esa contaminación es más letal que el virus de la influenza. Lo más problemático es que la enfermedad se va trasmitiendo de generación en generación. Muy bien dicho. Costará muchísimo, pero se debe empezar de una vez por todas. =)
    Saluditos

    ResponderEliminar
  7. "Un largo viaje comienza con el primer paso" Y ojalá alguna vez nos decidamos a darlo.
    Tu texto es hermoso como reflexión y consejo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque el camino sea largo, no hay que bajar la guardia.
      Saludos.
      Eduardo.

      Eliminar
  8. Virus de andar por casa, tan dañinos como los del cuerpo.
    Muy buena comparativa, sin apartarse un ápice de la realidad.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Arduo trabajo tenemos entre manos, sobre todo con el virus de la envidia, el pecado nacional. Gracias por participar, Eduardo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Muy buena tu reflexión pero un mundo sin mentiras, celos, envidias y otros males es utópico, por lo tanto tendremos que intentar poner nuestro granito de arena para que sea mejor pero siempre sabiendo lo que hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo colaboro con un gran puñado de arena.
      Saludos.
      Eduardo.

      Eliminar
  11. Si que es dificil erradicar estos virus, pero si hay que enterrarlos digo como tú, sirva mi gran puñado de arena para enterrarlos.
    Besos.

    ResponderEliminar